Culture

It’s great when 
monsters smile

Los monstruos no sonríen.
Se esconden, protestan.
Les parece todo mal por sistema, porque el propio sistema les parece mal.
Los monstruos están a la defensiva, son susceptibles, irascibles, a veces, casi siempre, esquivos.

Todos tenemos un monstruo dentro de nosotros.
El que ha perdido la fe en la especie, en el sistema. El que va a la suya porque cree que todos los demás también van a la suya.
El que desconfía de todo porque piensa que detrás de todo hay un interés.

Pero de repente hay gente que hace cosas que valen la pena. Cosas bonitas, cosas que ayudan a que los demás estén mejor, que sean mejores.

Pequeñas cosas extraordinarias como una aplicación del tiempo que hace música. O un editor de textos que hace que el mundo a tu alrededor se desvanezca. O un hogar de hogares. Cosas por los demás. Sin esperar nada a cambio, más que que nos quieran.

Sucede a veces que el monstruo inhóspito que llevamos dentro, el de la coraza, ve algo que le parece que vale la pena; algo bonito sin mucha más intención que la de ser bonito, o la de servir de algo.

Entonces, durante una décima segundo, sucede algo insospechado en un monstruo rencoroso: arranca una sonrisa.

services


Consultoría estratégica
Consultoría creativa
Consultoría en innovación


Branding
Naming
Editorial
Comunicación gráfica
Cartelismo
Infografías
Motion graphics
Dirección de arte
Packaging
Señalética
Eventos
Exposiciones y gráfica del entorno
Producción audiovisual


Diseño y desarrollo de webs
Diseño y desarrollo de apps
Innovación en e-commerce
Instalaciones interactivas
Social media
Realidad aumentada
Realidad virtual
Gamificación


Campañas de publicidad integradas
Acciones de comunicación
Branded content
Campañas de publicidad online
Marketing digital

clients

la casa

la familia